Blog Post

¡Mesero, una tabla periódica y… más vino!

¡Mesero, una tabla periódica y… más vino! Capítulo 2

¡Una tabla periódica y… más vino!
Enol. Bruno Madrazo Arjona

Resumen

En el capítulo pasado dijimos que una copa de vino tinto puede llevar décadas para su lenta elaboración, en el presente capítulo señalaremos que ello puede no ser del todo correcto -suponiendo que los átomos que componen a un vino no se crean de la noche a la mañana: los elementos de una copa de vino pueden llevar 4,500 millones de años, que es el tiempo que se le calcula a la creación del Sistema Solar.

En el presente capítulo daremos una localización solar de los elementos con los que se conforma la Tierra y sus seres vivos en las siguientes secciones: ( 1 – Localización), para posteriormente dar una breve comparación de los elementos simples o complejos (2 – Comparaciones entre elementos simples y compuestos), terminaremos señalando la dirección a investigar en la pregunta: ¿cómo se incorporan estos elementos a la moléculas del vino?. (3 – Los elementos químicos respecto a la vid y el vino).

(1) Localización

Si alguien quisiera mandarnos una carta desde una vecina galaxia tendría que poner en el destinatario:

Bruno Madrazo Arjona
Calle Francisco Zarco No.12
Colonia Carrillo Puerto.Ciudad: Xalapa-Enríquez, Veracruz.
C.P. 91002. México. América Latina
Nube Interestelar Local, Burbuja Local del Brazo de Orión, Vía Láctea. Otra referencia: (Estrella más cercana: Próxima Cantauri a 4.22 al.)

El Sistema Solar es la casa donde habitamos en el Universo. Y no es incorrecto, me parece, decir: que todo el Sistema Solar es la casa, ya que como veremos el Sol y los planetas conforman una unidad que hace posible nuestra residencia.

“Los planetas y asteroides gravitan alrededor del Sol, aproximadamente en un mismo plano y siguiendo órbitas elípticas (en sentido antihorario) si se observan desde el Polo Norte del Sol.” Ref.1

“El Sol es una estrella de tipo espectral G2 que contiene más del 99,98 por ciento de la masa del sistema.” Ref.2

Dejémoslo en que contiene, como cita otra fuente el 99,8%. Supongamos, que por unas horas de trabajo nos ganamos $100 pesos, y que dispusiéramos de 20 centavos, para dar de limosna, lo que nos restaría de nuestro sueldo sería el 99,8%, o sea, noventa y nueve pesos con ochenta centavos. No podríamos decir con ello que somos gente caritativa, pero, bueno, algo es mejor que nada, ¿no?. Afortunadamente, el Sistema Solar no se rige por un sistema económico tan devaluado.

“ El Sol está compuesto en un 73% de hidrógeno y en un 28% de helio. También contiene otros elementos en cantidades muy pequeñas y en proporciones muy parecidas a las que se encuentran en la Tierra.” Ref.3

Si empezamos a sentir: -Pobrecito Sol, en lo que concierne a los elementos, el Universo le dio muy poco.” Veamos la siguiente tabla:

“En la actualidad el 72% del Universo está compuesto de Energía Oscura, 23% de Materia Oscura, y tan sólo 4.6% de átomos, dentro de éste último porcentaje, se encuentra la materia ordinaria, o bariónica, compuesta de protones, neutrones, así como de electrones. Los primeros porcentajes se cree que existen sobre bases teóricas y deducciones sobre observaciones, pero su definición detallada sigue siendo objeto de estudio.”

captura-de-pantalla-2017-01-05-a-las-22-51-55

Fig. 2.1 Porcentajes de la composición del universo.

La materia bariónica en el Universo también está compuesta en un 74% de hidrógeno y en 24% por helio. Casi igual que los elementos que componen al Sol. El tercero más abundante es el oxígeno. Los primeros (habrá que agregar el litio) ocurren naturalmente en el universo sin necesidad de fusión nuclear de la actividad de las estrellas, los otros elementos sí requieren, luego, si aparecen otros elementos (metales astronómicamente hablando) son indicio de una actividad estelar pasada.

Los elementos mas abundantes en el universo

Fig. 2.2. Los elementos más abundantes en el univers

Ahora, observemos que el porcentaje de hidrógeno es casi semejante al de energía oscura, lo mismo para el helio en relación con la materia oscura, y que la pequeña diferencia de la materia bariónica guarda relación con el resto de los elementos. Esta semejanza que encontramos, bien podría llamarse relación entre el macrocosmos y el microcosmos, o como rezara la vieja frase del hermetismo: “Lo que es arriba es abajo”. Sin embargo, aunque no en la misma proporción, vamos a encontrar que los elementos que existen en el planeta Tierra son en buena medida los que hay en el Sistema Solar.

captura-de-pantalla-2017-01-05-a-las-23-08-32

Fig. 2.3 Los elementos más abundantes de la Tierra y en los seres vivos.

Otro dato interesante del Sistema Solar es el de los planetas terrestres y los planetas gaseosos. Los primeros son aquellos planetas cercanos al Sol cuya constitución es sólida, los posteriores son aquellos más alejados que están conformados por inmensas masas de gases. En resumen, éstas composiciones de gases u estos planetas terrestres están compuestos con los mismos elementos ya mencionados en la Fig.2.2.

Para terminar, comento que es difícil describir el vínculo entre los elementos en el estado en que los físicos los encuentran y aquél en el que forman parte de la vida, pareciera una relación entre gente simple y compleja que no pueden ponerse de acuerdo, pero en todo caso, se trata de la gente. Ref.4

(2) Comparaciones entre elementos simples y compuestos

En lo que respecta a la bella y difícil pregunta ¿qué es la vida?. Desde nuestra perspectiva del continuum físico-químico podemos decir que un ser vivo está formado por lo siguiente: Oxígeno 65%, carbono 18%, hidrógeno 10%, nitrógeno 3%, y 4% de elementos en menor cantidad. De inmediato podemos constatar por los datos que la materia viva está constituida por elementos que se encuentran en el universo.
¿Cuál es el orden de formación que llevan, o por qué se encuentran en tales proporciones? Dejemos que el Nobel de física, Erwin Schrödinger, lo ponga a su modo:

La asombrosa propiedad de un organismo de concentrar una «corriente de orden» sobre sí mismo, escapando de la descomposición en el caos atómico y absorbiendo orden (Ref.4) de un ambiente apropiado parece estar conectada con la presencia de «sólidos aperiódicos», las moléculas cromosómicas, las cuales representan, sin duda alguna, el grado más elevado de asociación atómica que conocemos -mucho mayor que el cristal periódico común, en virtud del papel individual que cada átomo y cada radical desempeñan en ellas. Ref.4

Existen teorías como la de Gaia de James Lovelock en las que se considera al planeta como un ser vivo, donde sus corrientes marinas son comparadas a la sangre, y la biodiversidad es responsable de la atmósfera tan característica de la Tierra.

En resumen, hay evidencias que aquello que anima a los seres vivos constituye un aspecto de la materia más sutil, y es sorprendentemente más complejo que todavía no se ha logrado explicar con leyes tales como las de la física. Hay como señalara Jaques Monod, un arreglo de azar y necesidad, que se puede observar en los genes.

(3) Los elementos químicos respecto a la vid y el vino.

¿Cuál es el rasgo característico de la vida?¿Cuándo puede decirse que un pedazo de materia está vivo? Cuando sigue «haciendo algo» ya sea moviéndose, intercambiando material con el medio ambiente, etcétera, y ello por un periodo mucho más largo que el que esperaríamos que «siguiera haciéndolo» un pedazo de materia inanimada en circunstancias similares” Ref.4

Según esta definición de “materia viva” podemos incluir en ella al vino, no sólo por ser materia orgánica sino por :

  • (a) – Estar conformado por moléculas con los elementos CHOHN y
  •  (b) Porque “sigue «haciendo algo», ya sea moviéndose, intercambiando material con el medio ambiente, etcétera, y ello por un periodo mucho más largo que el que esperaríamos que «siguiera haciéndolo»

Trataremos en los siguientes capítulos de describir un continuum físico-químico que va de los puntos (a) hacia (b), un proceso de vinificación (¿vivificación?) de esta bebida. Si observamos con atención dicho proceso podremos entender y predecir cómo se transforman los elementos en fruto, el mosto en vino, cómo se forman-deforman los aromas primarios, secundarios y el bouquet, qué es lo que distingue un vino ordinario de uno extraordinario, cómo envejece un vino, y cómo, eventualmente, se transformará, de nueva cuenta, en átomos y moléculas inanimadas.

Bibliografías y Referencias:

Ref.1) – Lovelock, James., Las edades de Gaia, Metatemas, Tusquets, Barcelona.

Ref.2) – NASA (2012), “¿Por qué giran los planetas alrededor del Sol?”.Consultado el 22 de enero de 2013.
Astronomía.com (2011), “Planetas del Sistema Solar”. Consultado el 22 de enero de 2013.

Ref.3) – Schödinger, Erwin., (1944)¿Qué es la vida?, Metatemas, Tusquets, Barcelona.

Ref.4) – Schödinger, E., (1944)¿Qué es la vida?, Metatemas, Tusquets, Barcelona, p.120. 6 Schödinger, E., (1944)¿Qué es la vida?, Metatemas, Tusquets, Barcelona, p.109.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

El Vino. [Maravillas Modernas] Canal History.

Canal History, muy interesante documental acerca del vino, deléitate con ésta información.DIOSA VID "Vinum

El continuum del vino.

El continuum del vino Enol. B. Madrazo Arjona Resumen La idea principal de este capítulo es: En

Blog DIOSA VID
El origen de los aromas en el vino

El origen de los aromas en el vino La pregunta principal de la presente charla